Causas, Síntomas y Tratamiento de Ictericia

2 April 2010 0 Comentarios

Causas, Síntomas y Tratamiento de IctericiaCausas, Síntomas y Tratamiento de Ictericia

La ictericia es la coloración amarillenta de la piel y de la parte blanca de los ojos, una ocurrencia muy común en los recién nacidos durante la primera semana de vida. Aunque los signos de la ictericia son alarmantes, esta condición no es causa de preocupación. Sin embargo, en raras circunstancias, los síntomas de la ictericia pueden indicar una enfermedad subyacente severa. Como resultado, cualquier signo de la ictericia deberá ser monitoreado cautelosamente por un médico.

Causas de Ictericia
La ictericia en si no es una enfermedad. En su caso los signos de la ictericia indican las cantidades excesivas de bilirrubina en la sangre de un recién nacido. La bilirrubina es un producto secundario del hierro que se produce por la destrucción de células rojas. El hígado deberá remover la bilirrubina de la sangre.

Existe un número de factores que producen los síntomas de la ictericia en recién nacidos. Puede que el hígado del bebé no haya madurado lo suficiente para metabolizar toda bilirrubina de la sangre, o puede existir más bilirrubina en la sangre de la que el hígado pueda procesar.

Un bebé puede experimentar ictericia si éste absorbe naturalmente la bilirrubina de los intestinos más rápido de lo que lo desaloja.

Tipos de Ictericia
La mayoría de los signos de ictericia pueden ser el resultado de un hígado inmaduro. Médicos refieren a este tipo de ictericia como normal (o fisiológico). Los signos de la ictericia fisiológica son muy comunes, afectando hasta un 60 por ciento de recién nacidos. Por lo general, los síntomas de ictericia aparecen dos o cuatro días después del nacimiento. Disminuyen a medida de que el hígado continúa madurando, desapareciendo totalmente entre una o dos semanas después del nacimiento del bebé.

Ictericia fisiológica es muy común en los bebés prematuros, porque sus hígados no se han desarrollado tan bien como los de un embarazo completo. Esta condición es conocida simplemente como ictericia prematura.

La ictericia por leche materna es una forma rara de ictericia que ocurre en, un dos por ciento de bebés amamantados. Aunque la causa exacta de la ictericia por leche materna es desconocida, una sustancia en la leche materna resulta en alto niveles de bilirrubina (más de 20 miligramos de bilirrubina se considera alto). Los signos de este tipo de ictericia tienden a aparecer entre los cuatro a siete días después de nacidos. Pueden perdurar de tres a diez semanas.

Los casos más severos de ictericia son los que se desarrollan 24 horas después del nacimiento. La incompatibilidad del Rh ocurre cuando el tipo de sangre de la madre es Rh negativa y el del bebé es Rh positiva. En estas circunstancias, el sistema inmunológico de la madre produce anticuerpos que destruyen las células rojas, resultando en cantidades excesivas de bilirrubina y signos de ictericia severa.

Otros factores que ocasionan signos de ictericia entre los 24 horas del nacimiento del bebé incluyen:

  • afecciones de la vesícula
  • afecciones del hígado
  • afecciones del intestino
  • infección
  • nacimiento prematuro antes de 28 semanas de gestación
  • trauma.

Signos de Ictericia
Coloración amarillenta de la piel y los ojos es el signo más comun de la ictericia. Por lo general, los síntomas de la ictericia se desarrollan inicialmente en el rostro. Si los síntomas persisten, el pecho y el abdomen también se tornarán amarillentos. Ictericia severa puede resultar en la coloración amarillenta de los brazos y piernas también.

Tratamiento de Ictericia
Por la razón de que la ictericia por lo general desaparece por si misma a la medida que un bebé madura, el tratamiento para la ictericia es típicamente simple. De hecho, signos leves o moderados de la ictericia usualmente no requieren de tratamiento. Por lo contrario, el médico monitorea esta condición mientras que el bebé crece y la ictericia se resuelve por sí misma.

Si se requiere de tratamiento, aumentar el amamantamiento o alimentación por formula es recomendado. Alimentación frecuente aumenta la evacuación por defecación del bebé, permitiendo de esta manera el desalojo de la bilirrubina.

Si los signos de la ictericia resultan de la leche materna, el tratamiento usualmente requiere que la madre cese de amamantar hasta que los niveles de bilirrubina hayan bajado. Durante este tiempo, la madre podrá exprimirse la leche en preparación de volver a comenzar la lactación una vez que la ictericia haya desaparecido.

Para casos más severos de la ictericia, el tratamiento de fototerapia puede que sea necesario. Con la fototerapia, un bebé es colocado bajo una luz especial, ultravioleta que ayuda a metabolizar la bilirrubina para que el bebé lo evacue. Alternativamente, el tratamiento de la ictericia podrá requerir del uso de un cobertor especial. Este cobertor está hecho de fibras ópticas que producen luz ultravioleta, con la que el bebé es tapado para ayudar a reducir los niveles de la bilirrubina.

Cuando la ictericia es causada por la incompatibilidad del Rh, el tratamiento puede requerir de transferencias de sangre como una transfusión de intercambio, en la cual la sangre del bebé es intercambiada por la de un donante de sangre.

Complicaciones de Ictericia
Aunque los signos de la ictericia raramente indican problemas de salud, el bebé debe ser examinado si empieza a manifestar síntomas típicos de esta condición. Un médico puede informar a los padres si otra condición más severa está causando la ictericia.

Se debe buscar atención médica si un bebé exhibe cualquiera de estos síntomas con las de la ictericia:

  • ictericia que afecta los brazos y piernas
  • ictericia que persiste después de 15 días de edad
  • ictericia que toma un color oscuro
  • insuficiente aumento de peso
  • signos de ictericia entre las 24 horas de nacimiento
  • una fiebre de 100 grados Fahrenheit

Si existe cualquier tipo de inquietud sobre los síntomas de la ictericia, se debe consultar a un médico. Aun si los signos no son causa de alarma, la visita con el pediatra proporcionará tranquilidad espiritual.

2 April 2010 por Señor Salud | Publicado en No-Categorizado | Comentarios (0)

Comentarios are closed.

Deja un comentario »